Estos son los distritos en los que se recupera más rápido la inversión de una vivienda

Según una reciente publicación del Banco Central de Reserva, el índice inmobiliario PER, que refleja el número de años que se tendría que alquilar un inmueble para recuperar el valor de adquisición, indicó que Surquillo es el distrito limeño en que la inversión en vivienda se recupera más rápido.

Surquillo se ha convertido en un distrito en donde las viviendas son adquiridas principalmente para luego alquilarse. Allí, inversión se recupera en 14.5 años. Esta creciente actividad de alquiler es explicada por su cercanía a distritos clave como Miraflores, San Isidro o San Borja.

Le sigue muy de cerca Lince, con un periodo de recuperación de 14.6 años, siendo otro distrito estratégico ya que se ubica equidistante a varias de las principales zonas de Lima, en que las personas trabajan o estudian.

Pueblo Libre y San Miguel continúan la lista con un período de recuperación de 16 años y 16.5 años, respectivamente. Pese a haber una sostenida demanda de inmuebles en estas zonas, por su cercanía a una amplia oferta de centros comerciales, mostraron un descenso de sus precios durante el segundo trimestre.

En quinto lugar se ubica Magdalena, en que la inversión se recupera en 16.8 años. Aquí, a diferencia de los dos distritos anteriores, el precio de alquiler de viviendas se elevó (7.69%).

El distrito de Barranco es el que mayor alza de precios presentó (19.94%) y el sexto del ranking. Dicho incremento fue impulsado por la mayor demanda de viviendas por parte de familias que califican para financiar esta compra en el sistema bancario, según indicaron analistas del sector.

Continúa Jesús María, que destacó por el aumento de los precios de adquisición durante el segundo trimestre, con un plazo de recuperación de 17.6 años.

Por el contrario, el reporte del BCR indicó que la inversión tarda más en recuperarse en distritos como San Borja (19.7 años) y La Molina (19.4 años).

El precio del metro cuadrado crecerá hasta 8% antes de cerrar el año

Según la inmobiliaria Paz Centenario, el mercado inmobiliario limeño cerrará con un aumento en sus precios este año, registrando un avance en el valor por metro cuadrado (m²) avance de entre 5% y 8% a fines de 2019.

Esto debido a que Lima es un mercado con muchísima demanda inmobiliaria. Se estima que hay 150,000 familias que pueden adquirir viviendas solo en esta ciudad, mientras que hay una oferta constante de solo 25,000 unidades al mes. Esta demanda es lo que origina este incremento de precios.

Por su parte, el sector inmobiliario en Lima mantuvo un buen ritmo en el primer semestre de 2019, y creció hasta 15% en ventas.

Y en cuanto a la expectativa de crecimiento a mayor plazo, se observa un incremento de entre 12% y 13% en el precio de una vivienda en el período de los dos próximos años.

El Perú es un mercado muy interesante para este tipo de inversiones porque tenemos el valor de m² más barato de la región si lo comparamos con los países cuya economía crece sostenidamente como Colombia, Chile, Brasil y Ecuador. Como se recuerda, Lima lideró el mejor desempeño semestral, entre diciembre 2018 y mayo 2019, en el precio del metro cuadrado de la región. Este creció alrededor de 4% al pasar de US$1,590 a US$1,649, según la plataforma Properati.

La Molina definirá cuáles son las zonas aptas para construcción

En febrero de este año, el alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra, comentó al diario Gestión que se emitiría una ordenanza municipal para suspender el otorgamiento de licencia de construcción de nuevas viviendas multifamiliares, con el fin de evitar el incremento de la densidad poblacional, siendo un distrito que puede albergar como máximo a 35,000 habitantes, pero a la fecha cuenta con 200,000 personas y un público flotante que llega a 350,000 individuos diariamente.

Sin embargo, en otra charla con el alcalde, indicó que, mientras la medida sigue en pie, no será para todo el distrito como originalmente se había previsto, sino para zonas focalizadas. Esta decisión se tomó como resultado del consenso y del diálogo promovido desde la comuna entre los inversores inmobiliarios y las juntas vecinales, tomando en cuenta que otro problema que enfrenta el distrito es que carece de un buen abastecimiento de agua y desagüe, lo que trae como consecuencia que determinados sectores no cuenten con agua potable o que en zonas específicas baje la presión del agua.

La ordenanza se está trabajando y se dará a conocer las zonas en donde la construcción está permitida este mes de noviembre. El alcalde indica que la ordenanza no será impositiva sino orientadora y reflexiva. Si es una inversión privada/inmobiliaria que pueda tener esta especie de licencia social, en el sentido de que, si es una zona que sí goza de abastecimiento de agua; en donde sí puede haber zonas de acceso y salidas; en donde no genere mayor congestión vehicular o en donde tampoco se genera mayor carga demográfica de la que ya venimos soportando, sí se podría llevar a cabo.

El valor de los millennials para el mercado inmobiliario. El 60% compra con fines de inversión

Mientras que solo el 40% de millennials adquiere un inmueble como primera vivienda, el restante 60% lo hace con fines de inversión. Este grupo de jóvenes, entre 25 a 35 años, representan la mayor demanda del grupo etario.

Este sector, al vivir todavía con sus padres, aprovecha el vínculo familiar para continuar viviendo en casa pasado los 25 o incluso 30 años, y capitalizan su inversión alquilando el inmueble que compraron. En general, en Lima, se ha incrementado la compra de viviendas con fines de inversión, asimismo, el crecimiento superior a 40% en productos hipotecarios del fondo Mivivienda con un valor de venta menor a S/ 400,000.

Piura es donde más se promueve este tipo de producto, y en distritos como Pueblo Libre, Barranco y Jesús María, donde hay oferta de viviendas de este valor, hay mayor dinamismo. Sin embargo, en cuanto a rentabilidad, Barranco muestra mejores resultados.

La expectativa de rentabilidad para la inversión inmobiliaria en los próximos 12 meses es buena, aunque se deben tomar en cuenta factores como disposiciones municipales y entorno político, entre otros.

Este es el distrito con mayor crecimiento en demanda y precio de vivienda

El Banco Central de Reserva (BCR) recientemente confirmó un mayor dinamismo en el mercado inmobiliario, con precios de venta promedio en dólares por m2 subiendo un 5,3% en Lima Metropolitana.

Barranco, en particular, demostró un alza de 19,94%, seguido por La Molina (10,87%).

Los precios en los distritos de ingresos medios también subieron en el segundo trimestre del año en curso, aunque a menor ritmo que en los top. Jesús María (8.29%), Lince (6.88%) y San Miguel (6.57%).

Un incremento de precios refleja un aumento de la demanda. Esto se debe a mayores oportunidades que están dando los bancos, que permiten que más gente pueda acceder a financiar la compra de vivienda, así como las facilidades para calificar a créditos hipotecarios de los bancos, el descenso de las tasas de interés de esos préstamos, sobre todo en los últimos 12 meses, y los programas del Estado que incluyen bonos Mivivienda y Bonos Verdes. Actualmente, existe una demanda insatisfecha de 50000 familias frente a una oferta de solo 20000 unidades en la capital.

En cuanto a los alquileres, en la mayoría de distritos evaluados por el BCR se elevaron los precios también. En promedio, el ajuste fue de 1.25% en Lima, en el segundo trimestre.

El 65% de limeños buscará comprar un departamento en los próximos 3 años

Según un estudio realizado por Opino para la inmobiliaria Illusione, El 65% de los limeños está interesado en comprar un departamento en los próximos tres años con el fin de habitarlo o de alquilarlo, y es que más del 60% de los limeños de los segmentos A, B, C no cuentan con vivienda propia, ya que estarían residiendo en casa de sus familiares, o en lugares alquilados o prestados,

El estudio demuestra también que los que desean comprar un departamento para vivir pertenecen en su mayoría al segmento C y tienen entre 36 y 55 años. En cambio, los que desean comprar un departamento para alquilar son del segmento A y B, y en su mayor parte tienen entre 20 a 35 años (millennials).

Por otro lado, el estudio indica que los factores relevantes que tienen en cuentan los limeños a la hora de buscar adquirir una vivienda es que se les garantice la seguridad ante delincuencia; y que el lugar que van a adquirir tenga una distribución adecuada de los ambientes.

Cabe recalcar también que, estos resultados, indican que el ruido político del país no ha afectado la demanda de departamentos entre US $ 200,000 Y US $ 300,000.